El lugar donde descargo mi mente después de disfrutar de un rato de cine.

martes, 18 de noviembre de 2008

Antes que el diablo sepa que has muerto, puro cine


La última película que vi tenía muchos alicientes. Uno de ellos era ver la última obra de un genio como Sidney Lumet, muchos años después de que sorprendiera al mundo cinematográfico con su obra maestra Doce Hombres sin Piedad. El otro era el de disfrutar de una película con un reparto tan interesante.

La historia está contada con un interesantísimo montaje hacia delante y hacia atrás siempre alrededor de un atraco a una joyería, que se ve justo después de la presentación de los protagonistas: dos hermanos (Philip Seymour Hoffman, Ethan Hawke) con problemas económicos que piensan poder solventar con el sencillo plan de atracar la joyería familiar.

El guión, firmado por el debutante Kelly Masterson, es uno de los puntos geniales de esta tragedia familiar ciertos toques de thriller, y tremendamente dura y violenta por momentos. Y la forma en la que lo conduce Lumet es simplemente genial, una demostración de como hacer cine.

El reparto es sencillamente genial. Los dos hermanos son Andy (Philip Seymour Hoffman) que es un hombre de negocios adicto a la heroína; y Hank (Ethan Hawke), cuyo sueldo se va casi íntegramente en pagar la pensión de su ex mujer y su hijo. Ambos son muy diferentes y están muy bien interpretados. Hoffman construye un personaje fuerte, calculador y ambicioso; mientras que el personaje de Hawke es fragil, dubitativo y un perdedor. Las escenas con ambos resultan geniales. La tercera del reparto es Marisa Tomei, que representa a la mujer de Andy, y aunque está brillante en algunas escenas (y hace algunas escenas subidas de temperatura) tiene un personaje algo desaprovechado. Por último está Albert Finney, en el papel del padre de los dos hermanos que va cobrando importancia por momentos y también está genial.

En definitiva, estamos ante una muy buena película que al principio nos avisa diciendo: Ojalá puedas pasar media hora en el cielo antes que el diablo sepa que has muerto. Muy bien valorada por varios de mis críticos favoritos, creo que la película se merece un OCHO. Y Teo aún le da más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario