El lugar donde descargo mi mente después de disfrutar de un rato de cine.

domingo, 9 de noviembre de 2008

El incidente, un buen relato de suspense y... nada más


M. Night Shyamalan es un cineasta que me gusta bastante. Y no sólo por su admirada tercera película: El Sexto Sentido, sinó también por otras películas posteriores como El protegido y también las mucho más discutidas El Bosque y La joven del agua. Es más, El bosque me gusta especialmente y tal vez la considere mi película de él favorita, o al menos al mismo nivel que su obra más famosa. El único problema que tenía es que se vendió como película de terror cuando no era para nada eso.
Así que cuando puse el DVD de El incidente, aunque ya leyera bastantes críticas de ella que la dejaban bastante mal, tenía muy grandes expectativas creadas. Y a pesar de que a muchos no les gustaba, a mi tanto el trailer como el poster me daban más ganas de ver la película.
Sin embargo, ahora estoy un poco decepcionado. Tiene algunos méritos, como son la creación de esa atmósfera de suspense que tan bien sabe crear el director. En cuanto al guión, el principio de la película me parece genial, pero poco a poco se va apagando. Creo que la idea tal como se desarrolla abría quedado mejor para un buen cortometraje de media hora, pero claro, eso no funciona en los círculos comerciales. Debería sospechar algo cuando Alberto Abuín pone la película por las nubes comparándola con Los pájaros de Hitchcock, pues esta última, aunque una gran película, no es de las que más me gustan del genial director británico. En uno de los rasgos que imitan Hitchcock, Shyamalan aparece en la película poniendo una voz al otro lado de un teléfono. Por suerte esta vez se limita a aparecer de esta sutil forma y no tiene un papel más importante como hacía en La joven del agua, pues como actor, el director de origen indú me parece más bien limitado.
Otro punto en el que falla la película es el reparto. Mark Wahlberg no consigue transmitir las sensaciones necesarias para una película como esta y su química con Zooey Deschanel es desastrosa de principio a fin. Esta última crea un personaje extraño, que podría ser interesante por lo inquietante en una película de intriga como esta, pero al final tampoco consigue aprovechar esta cualidad.
En definitiva, estamos ante una película que, al igual que la mayoría de las obras de Shyamalan, consigue despertar pasiones en mucha gente, alabándola como una obra maestra, o repudiándola como obra pésima, tomando como ejemplo las críticas de muchocine.
A mi sin embargo, tras un buen comienzo, el resto me dejó más bien indiferente, así que la califico con un modesto SEIS, menos generoso que mi admirado Teo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario