El lugar donde descargo mi mente después de disfrutar de un rato de cine.

sábado, 3 de enero de 2009

Cuestión de honor, drama policial


Ayer fui con unos amigos al cine a ver un estreno, aunque con el atasco por las compras navideñas casi no llegamos e incluso entramos en la sala con la película iniciada.

La película comienza con 4 policias de Nueva York asesinados. El jefe de detectives Francis Tierney, Sr. (Jon Voight), le pide a su hijo Ray (Edward Norton) que forme parte del equipo de investigación. El asunto es complicado porque los policías muertos estuvieron bajo las órdenes de su hermano, Francis Tierney, Jr. (Noah Emmerich), y fueron compañeros de su cuñado, Jimmy Egan (Colin Farrell).

Lo mejor de la película probablemente sean las interpretaciones de los protagonistas, especialmente la de Norton. Consigue crear un personaje muy interesante, que ayuda a engancharte a la historia. También me gusta como lo hace Farrel, y los otros dos protagonistas tampoco desentonan en la historia. También es interesante la ambientación en torno a la policía de Nueva York y sus barrios más turbios.

Por desgracia, esto es casi lo único aprovechable de la película. Como dice Beatriz, la historia es poco original y los conflictos que introduce están también muy vistos. Además hay ciertos momentos en el guión como esa pelea en el bar que no tiene ningún sentido, que hacen empeorar aún más el producto. La película también esta recargada de una gran violencia que también está de moda en ciertas películas.

En resumen, la película puede resultar aceptable como entretenimiento, pero nada más. Yo siendo algo generoso, le doy un SEIS. Habrá que ver que dice Teo cuando la teofilice.

No hay comentarios:

Publicar un comentario