El lugar donde descargo mi mente después de disfrutar de un rato de cine.

sábado, 18 de julio de 2009

Anatomía de un asesinato, un impulso irresistible


Sigo viendo películas de Otto Preminger y esta vez voy a hablar de una de las más famosas y sin duda de las mejores. De nuevo agradecer al grupo cine para gourmets su gusto por el buen cine.

Anatomía de un asesinato comienza presentándonos a Paul Biegler (James Stewart), un fiscal del distrito que tras perder en la reelección de su cargo, vive prácticamente retirado y más preocupado por la pesca que por resolver causas judiciales. Dados sus problemas económicos, acepta defender al teniente Frederic Manion (Ben Gazzara) acusado del asesinato del supuesto violador de su esposa Laura (Lee Remick). Contara con la única ayuda de su aficionado al alcohol amigo Parnell McCarthy (Arthur O'Connell) and su secretaria Maida Rutledge (Eve Arden).

La película tiene muchas virtudes, entre las que destaco en primer lugar las interpretaciones. Por un lado tenemos a James Stewart, un grandísimo actor que representa de manera grandiosa su papel. Impresionante también Arthur O'Connell como el amigo borrachín, un actor poco conocido para su valía. Casi siempre actuó de secundario y además participó en teatro y en televisión. También represanta un personaje tremendamente interesante Lee Remick sobre el cual se pueden hacer muchas lecturas. El resto de los intérpretes también están muy bien.

Otro de los grandes méritos de la película es el fantástico guión, basado en una novela. Desconozco la misma, pero la forma que tiene de llevar a la pantalla la historia por parte de Preminger es absolutamente genial. Tiene multitud de lecturas, pero sobre todo aparece un interesantísimo análisis crítico del sistema judicial norteamericano. Quien explica todo esto de manera mucho más precisa que yo es Alberto Abuín en su crítica. (Eso si, si alguien aún no ha visto la película que la vea ya: ¿A que estás esperando? y luego que lea ese interesante artículo).

La película aún tiene muchos más valores: por ejemplo la puesta en escena y el uso del fondo influyendo en la acción, vale la pena fijarse en los detalles que se pueden ver en el juicio y es genial el momento en que el fiscal se interpone entre el testigo y el abogado para evitar señas. También destaca la música de Duke Ellington, que tiene un cameo en la película, y el maravilloso trabajo de Saul Bass, tanto con los títulos de crédito como con el cartel (el mejor de la historia para la revista premiere).

Por mencionar algún defecto, pues puede que resulte un poco larga (más de dos horas y media). Y como curiosidad, ciertas palabras resultaban algo escandalosas para la moral de la época, tanto que el padre de Stewart opinó que era una película sucia recomendando no verla en un periódico local. Y para seguir con las curiosidades, el impulso irresistible existe en el código penal norteamericano y fue usado, por ejemplo, en la defensa de Lorena Bobbitt, que terminó absuelta.

La película tuvo 7 nominaciones a los Oscars, pero era el año de Ben Hur y se fue de vacío. Yo le doy un NUEVE.

Como ver esta película
En DVD: Para descargarlo vía eMule podemos utilizar los enlaces de
TodoMpg (hace falta estar registrado)

En DivX: Por descarga directa (rapidshare)
pordescargadirecta.com (en español)
taringa (en versión original con subtítulos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario