El lugar donde descargo mi mente después de disfrutar de un rato de cine.

sábado, 31 de enero de 2009

Revolutionary Road, un duro drama sobre un matrimonio en crisis



El pasado jueves fui al cine a ver el estreno de la semana: Revolucionary Road. La película que volvía a reunir a Winslet y DiCaprio tras Titanic. Consejo a todo aquel que le guste ver una película como esta en pleno silencio: No vayas a ver dicha película en el día del espectador de la semana en que se estrena la película.

La película se sitúa en los años cincuenta. Frank (Leonardo DiCaprio) y April (Kate Winslet) son una joven pareja que vive en los suburbios en la calle Revolutionary Road. Tras casarse y tener dos hijos no son felices pues se sienten mediocres, del montón, precisamente ellos que siempre se vieron a sí mismos como especiales, diferentes, preparados para alcanzar los sueños y lograr altos ideales. Así que se debaten entre conformarse con lo que tienen o lluchar por sus verdaderos deseos.

Para mi uno de los grandes alicientes para ver la película es la dirección de Sam Mendes (que, por cierto, es el actual marido de la Winslet), autor entre otras películas de la genial American Beauty. Su trabajo es bastante bueno en cuanto a la puesta en escena y la dirección de actores.

En cuanto al reparto, destaca la interpretación de Kate Winslet que le valió el Globo de Oro. Para mi gusto la mejor de la película. Es increíble como consigue expresar tal cantidad de sentimientos. Creo que es una de las mejores actrices de la actualidad y tal vez este año consiga por fin ganar el Oscar (eso si, no por esta película sinó por El Lector (The Reader) que se estrenará el 13 de febrero y que también le valió para otro Globo de Oro). Cuando la vea igual me atrevo a hacer alguna predicción personal. De momento solo vi a la Jolie y lo hace muy bien. Pero sigamos con la película y los demás del reparto. El otro protagonista es DiCaprio, que también hace un buen papel, aunque le falta un poco para estar genial. La que nunca falla es Kathy Bates en uno de esos papeles que tan bien sabe interpretar. Y también presté mucha atención a otro secundario, Michael Shannon, pues este si que está nominado. Su personaje es un desequilibrado que, sin embargo, es el que suelta las verdades que otros no son capaces de expresar. Además compite con Heath Ledger por lo que lo tendrá dificil.

El guión de la película se basa en una exitosa novela de Richard Yates del mismo título. Como ya dije en el título se trata de un drama duro. Me gusta como lo plantea Juan Luis Caviaro diciendo que el agradable poster de la película puede llevar a engaño. La película no tiene nada de dulce. Y que curiosamente de esto va la película, del engaño. Más exactamente de las expectativas y las decepciones. A mi en algún momento me llegó a cansar la historia, pues está llena de miradas y reflexiones y a veces se mueve muy lentamente. Pero no se podría hacer de otro modo esta historia. Tal vez es que yo me estoy acostumbrando demasiado a las películas con acción e intriga, y esta más bien lo que es es deprimente, como dice la interesante crítica de la torre del reloj.

Otro punto a favor es el tema de Thomas Newman, una brillante partitura muy en su estilo minimalista. Y es otro que también está nominado y ya le va tocando ganarlo (pero tampoco es por esta película sinó, doblemente, por Wall-E).

En definitiva, que a mi la película me gustó pero le falta algo para que llegara a entusiasmarme. Soy un poquito más generoso que Jesús León (3 sobre 5) y yo le doy un SIETE. Eso si, no me pareció tan buena como a Beatriz (4,5 sobre 5). Teo le da un 8.

Actualización:
Ahora se puede ver esta película en DVD. Para descargarla sigue el enlace:

SoloDvdR

domingo, 25 de enero de 2009

Expediente Anwar, una película necesaria


Una película que vi este fin de semana es este interesante thriller.

La película cuenta el sufrimiento de Anwar (Omar Metwalley), un ingeniero egipcioamericano que volviendo desde África a USA, es retenido contra su voluntad, acusado de terrorismo y torturado en una carcel secreta de la CIA. Uno de los encargados de interrogarle es Douglas Freeman (Jake Gyllenhaal) que trabaja a las órdenes de Whitman (Meryl Streep). Mientras la esposa del ingeniero (Reese Witherspoon) empieza a investigar que pudo habar pasado con su marido para desaparecer. Todo se entremezcla con la historia de unos jóvenes egipcios.

Uno de los aspectos más interesantes de la película es el tema del que trata, tan de actualidad ahora que por fin Obama ordena el fin de las torturas y las cárceles ilegales.

En cuanto al reparto solo se puede decir que es espectacular. A los cuatro actores citados se puede añadir a Peter Sarsgaard y Alan Arkin como otros actores de peso que también intervienen en la película. Creo que estoy bastante de acuerdo con Alberto Abuín en cuanto a los actores (aunque a mí me gustó más que a él la película). Meryl Steep está genial y también el menos conocido Omar Metwalley con todo su sufrimiento bien expresado en pantalla. Mientras a Jake y a Reese les falta algo de expresividad.

Como muy bien dice Luisfer, aunque la película cuenta con una muy buena ambientación y una fotografía genial, falla algo en el contenido. El guión no es lo suficientemente bueno como para enganchar al espectador. La película se hace algo larga en sus dos horas de duración. Parte de la acción de la película resulta muy poco interesante. Una pena, porque por el tema a tratar es una película necesaria. Esta vez coincido con Teo, le doy un SEIS.

Como ver esta película
En DVD:
SoloDvdR

lunes, 12 de enero de 2009

Mi nombre es harvey Milk, un gran Sean Penn en un gran biopic


Este domingo vi con unos amigos uno de los estrenos más interesantes de esta semana.

La película nos cuenta la historia de Harvey Milk (Sean Penn), desde que se muda con su novio (James Franco) a San Francisco, viviendo en el barrio de el Castro en el cual viven muchos más homosexuales que buscan una mayor libertad y respeto. Llavado por este entusiasmo entra en política para luchar por los derechos de los gays.

El guión de la película está bastante bien elaborado, pues consigue contar la historia real de la persona si caer en un abuso de adornos o artificios. Lo vivió Milk y la forma de narrarlo de Gus Van Sant (sin utilizar artificios o recursos melodramáticos) son más que suficientes para emocionarnos.

En cuanto a las interpretaciones, destaca por encima de todo un gran Sean Penn, que interpreta al protagonista haciéndonos empatizar con el. Y cuando al terminar la película vemos imágenes del verdadero Harvey Milk, nos damos cuenta de que el actor consigue meterse completamente en la piel del personaje real con un gran parecido en sus gestos, físico, etc. El resto del reparto también consigue una buena semejanza con los personajes reales aunque no alcanzan el nivel interpretativo del protagonista.

En definitiva, que me parece una buena película, y creo que se merece una puntuación intermedia entre la de Beatriz de 4,5 sobre 5; la de Jesús de 4 sobre 5; y la de Teo de 6. Yo le doy un SIETE.

Actualización:
Ahora se puede ver esta película en DVD. Para descargarla sigue el enlace:

SoloDvdR

sábado, 3 de enero de 2009

Cuestión de honor, drama policial


Ayer fui con unos amigos al cine a ver un estreno, aunque con el atasco por las compras navideñas casi no llegamos e incluso entramos en la sala con la película iniciada.

La película comienza con 4 policias de Nueva York asesinados. El jefe de detectives Francis Tierney, Sr. (Jon Voight), le pide a su hijo Ray (Edward Norton) que forme parte del equipo de investigación. El asunto es complicado porque los policías muertos estuvieron bajo las órdenes de su hermano, Francis Tierney, Jr. (Noah Emmerich), y fueron compañeros de su cuñado, Jimmy Egan (Colin Farrell).

Lo mejor de la película probablemente sean las interpretaciones de los protagonistas, especialmente la de Norton. Consigue crear un personaje muy interesante, que ayuda a engancharte a la historia. También me gusta como lo hace Farrel, y los otros dos protagonistas tampoco desentonan en la historia. También es interesante la ambientación en torno a la policía de Nueva York y sus barrios más turbios.

Por desgracia, esto es casi lo único aprovechable de la película. Como dice Beatriz, la historia es poco original y los conflictos que introduce están también muy vistos. Además hay ciertos momentos en el guión como esa pelea en el bar que no tiene ningún sentido, que hacen empeorar aún más el producto. La película también esta recargada de una gran violencia que también está de moda en ciertas películas.

En resumen, la película puede resultar aceptable como entretenimiento, pero nada más. Yo siendo algo generoso, le doy un SEIS. Habrá que ver que dice Teo cuando la teofilice.