El lugar donde descargo mi mente después de disfrutar de un rato de cine.

martes, 5 de noviembre de 2013

Las cinco secuencias de... Vivien Leigh

Querido primo Teo:
Se cumplen 100 años del nacimiento de Vivien Leigh. Una actriz que siempre será recordada por su papel de Scarlett O’Hara en la película de mayor éxito de la Historia del cine, pues “Lo que el viento se llevó” es la película más taquillera si tenemos en cuenta la inflación. Pero además de este papel inolvidable, la actriz dio muchas otras muestras de su gran valía interpretativa en el cine y el teatro. Y aprovechando la efemérides, vamos a repasar su carrera a través de sus cinco secuencias más destacadas.
El 5 de Noviembre de 1913 nacía Vivian Mary Hartley en Darjeeling, India, en lo que por aquel entonces era una colonia del imperio británico. Se trataba de la única hija de Ernest Hartley, oficial de la caballería británica en la India, y Gertrude Mary Frances, de origen persa. Era una familia acomodada, que no dudó en dar la mejor educación a su hija. Con sólo seis años y recién terminada la Guerra Mundial, ingresó en un convento del Sagrado Corazón cerca de Londres, mientras sus padres permanecían en la colonia a miles de kilómetros. Empezó a participar en obras de teatro del colegio (de hecho, ya había pisado los escenarios con sólo tres años con el grupo de teatro aficionado de su madre) y empezó a hacerse popular. Allí coincidió con Maureen O’Sullivan, y le contó su sueño de ser una gran actriz. Ya de adolescente, su padre la sacó del convento y se la llevó de viaje por Europa con él. La futura actriz empezaba a conocer el mundo y le encantaba. En 1931 volvió a Londres con sus padres y, tras ver una de las primeras películas de O’Sullivan, les contó su sueño de convertirse en actriz, por lo que la matricularon en la Real Academia de Arte Dramático de Londres. Y con sólo 17 años conoció a Herbert Leigh Holman, y se enamoró de el. Era un abogado 12 años mayor que ella y terminó convirtiéndose en su marido. Poco antes de cumplir 20 años, y tras un complicado parto prematuro, Vivian ya era madre de una niña, Suzanne. Entonces, pudo volver a la academia y un agente le consiguió pequeños papeles, además de indicarle que Vivian Holman no le parecía un buen nombre artístico. La actriz cambió una letra de su nombre y tomó prestado de su marido el segundo nombre para convertirse en Vivien Leigh. En sus primeras películas no destacó demasiado pero si recibió muy buenas críticas por la obra teatral “La máscara de virtud”. Gracias a esta obra Alexander Korda le ofreció un contrato cinematográfico, pero más importante aún para la vida de Vivien fue el reconocimiento de Laurence Oliver, que la fue a felicitar por su interpretación y se hicieron grandes amigos. En 1937 actuaron juntos en la gran pantalla en “Inglaterra en llamas”, donde aparecían muy enamorados, igual que en la vida real. El problema era que ambos estaban casados y con hijos, pero eso no fue impedimento para que su amor siguiera creciendo. Mientras, demostró sus dotes para la comedia en “Tormenta a la vista” y recibió muy buenas críticas por su papel de Elsa Craddock en “Un yanqui en Oxford”, junto a Robert Taylor. En la película coincidió con su amiga Maureen O’Sullivan. Y también triunfó de artista callejera en “Callejón sin salida”, junto a Charles Laughton. Había aparecido en 9 películas y 9 obras de teatro, pero todavía era una desconocida fuera de Inglaterra.
Así comienza una nueva colaboración de emailgalicia con la web de El Cine de LoQueYoTeDiga. Puedes leer el artículo completo y ver las cinco secuencias en el siguiente enlace. Puedes ver todos los artículos de la sección de las 5 secuencias aquí. Y puedes comentar lo que quieras aquí, en la web de LQYTD o en su foro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario